Loading...

martes, 8 de noviembre de 2011

Recomendaciones:

Para entrar a “Las Posas y El Castillo de Xilitla”, hay que pagar una simbólica cantidad que es utilizada para gastos de mantenimiento y limpieza. Cuenta con servicios de hospedaje tipo cabañas en el mismo Jardín del Castillo.
Debes tener precaución ya que el piso del castillo y sus estructuras son resbalosos y te puedes caer. Lleva ropa cómoda e impermeable, además de tu traje de baño para que puedas nadar en las posas o darte un buen chapuzón.

Xilitla se sitúa a 86 km de Cd. Valles, en la carretera que va hacia Jalpan.
Carretera México - Querétaro, San Juan del Río y llegas a Xilitla.

Por último, no olvides llevar tu cámara fotográfica ya que si no lo haces, te estarás perdiendo de conservar uno de los mejores testimonios de viaje en el Estado de San Luis Potosí.

Paisajes de las Pozas de Xilitla






Costos y Horarios sobre las Pozas de Xilitla

Horas de operación: 9 a 18 horas, abrimos todos los días de año.
No alimentos ni bebidas, excepto agua en botella plástica; No mascotas
Restaurante "Las pozas": Horario 9 a 18 horas, cerrado los miércoles
Tienda de artesanías y souvenirs "Las Manos": Horario de 9 a 18 horas, cerrado los miércoles 
Contamos con el correo electrónico: laspozasxilitla@gmail.com
El recorrido explicativo que brindan nuestros guías tiene un costo de $200 pesos mexicanos en español y $250 en inglés y francés; tiene una duración de 1 hora y 15 minutos
Las cabañas ya no se alquilan.

Recorrido

Sir Edward James hizo este lugar no sólo para su gusto personal, sino para que todo el visitante pudiera apreciarlo de una forma armoniosa. 
Al entrar al lugar cruzarás por el pasillo de las siete serpientes que simbolizan los 7 pecados capitales que el hombre debe vencer; luego están las manos del gigante, cuya finalidad es proporcionar paz al viajero que emprende el recorrido con el corazón puro y las manos limpias de pecado. Frecuentemente encontraras el ojo divino, el cual significa que el creador va observar el camino que nosotros elijamos. Otro punto a visitar es la Plaza de San Eduardo, en la parte central, la cual cuenta con una fuente que semeja una flor y los contrafuertes son imitaciones de piernas humanas.

Por otro lado, la casa de los tres pisos es una estructura de 5 niveles. Es un lugar muy tranquilo, sus puertas y ventanas son el marco prefecto de la vegetación de diversos tonos de color verde.

Sir Edward James decía que el perfeccionamiento se alcanzaba sólo a través del conocimiento, por lo cual, construyó un lugar llamado “La Biblioteca”.

Otro sitio es “La Flor de Bromelia, parecida a la flor de loto, utilizada en varios ritos de iniciación, en los cuales el hombre se transforma en flor al haber alcanzado la paz.

A través de un puente volado se llega al templo de las dos columnas del cual sobresale una hermosa escalera que se divide en tres tramos simulando las edades del hombre o sus tres etapas de la vida: infancia, juventud y la edad adulta.

Desafortunadamente la obra de James no se terminó porque cambiaba constantemente de ideas.
Estas y otras estructuras podrás descubrir y fotografiar al visitar este asombroso lugar. Además del jardín, existen las naturales posas frías en las cuales te podrás refrescar en un ambiente maravilloso de vegetación y excelente clima.

Y ¿Quién era Sir James?

Sir Edward James, fue nieto del Rey Eduardo VII de Inglaterra. Era un amante del entorno natural y de los animales; amigo de Salvador Dalí y apasionado del arte surrealista. El llegó al pueblo de Jilitla en 1950, y su propósito era buscar orquídeas. Su creencia en las señales divinas y en las revelaciones se vio materializada cuando un día nadando en una de las pozas, cientos de mariposas lo rodearon y el quedó asombrado con esa señal divina. Es así como decidió establecer ahí su paraje e iniciar su obra artística.

James adquirió en 1962 cuarenta hectáreas de selva y aguas cristalinas; y con ayuda de su imaginación, construyó en medio de la vegetación uno de los monumentos más grandes del siglo XX, conocido como “El Castillo”. Se trata de un conjunto de más de 36 formaciones arquitectónicas añadidas al paisaje, imitando a la naturaleza. De los años sesentas a los ochentas se levantaron estas estructuras irreales de concreto armado que se integraban a la espesa vegetación de la selva potosina.

El jardín es una construcción surrealista con muros que no dividen nada, escaleras puertas y ventanas que no llevan a ningún sitio. Los peldaños terminan en el infinito, las puertas conducen hacia ningún lado, los pilares son recreaciones fantásticas. En las ventanas lo que se asoma son las copas de los árboles y flores de las plantas. Es un hermoso lugar donde no sabrás donde detener la mirada; cada estructura es más sorprende que la anterior. Todas estas estructuras han sido objeto de diferentes estudios e interpretaciones.

Toponimia



Este nombre es de raíces indígenas del habla náhuatl o mexicano, Xilitla es un pueblo antiguo llamado anteriormente Taziol.
El historiador Joaquín Meade publicó dos distintas raíces de esta palabra: Xilitla “del Mexicano cili-tlán, lugar de caracolillos”. Y años después nos ofrece otra interpretación:
Xilitla “de Xali-tlán, entre la arena de o Cilitlán, entre los caracolillos”.
Sin embargo el historiador don Joaquín García Icazbalceta, en su obra póstuma Vocabulario del Mexicanismo, publicada por su hijo Don Luis García Pimentel nos explica que la palabra Xilitla deriva del nahua y que en esa lengua caracol se escribe Tequizhulcats y que Tlán sí es lugar de. Y  que Xilitla es Chili-tlán, cuya equivalencia es: Chili= a chile y tlán=a lugar de.
Por lo que en Mexicano quiere decir “Lugar de chile”.
El 19 de julio de 1826 según decreto Nº 46 se le da la categoría de municipio.

Xilitla y Pozas de Edward James